Terapias

Medios de transformación, autoconocimiento, comunicación, relación familiar y espiritual. SER con nosotros mismos y con otros.

Tarot

Desde una mirada orientativa y terapéutica. Es un método de autonocimiento y de guía para quienes lo consultan.

Mi misión personal ha sido desmitificar al tarot y posicionarlo en un lugar de respeto, que lejos esta de ser un sistema adivinatorio.

Los arcanos, mediante su cargadísima simbología, son un medio de análisis, que apoyado en la psicología sobre todo transpersonal (de la mirada de Carl G.Jung), nos resulta un puente de comunicación inmediata con la realidad y el Insconciente y la parte mas “oscura” de la psique humana, para que el consultante pueda elaborar, sanar, y  VER con otros ojos sus resonancias.

 

Regresión y Vidas Pasadas

Es una terapia del tipo breve, sumamente efectiva. Sostiene que los traumas, trabas o conflictos actuales, se produjeron en otras etapas de tu alma quedando inconcluso, y es posible resolverlos, repararlos y sanarlos re-vivenciando la situación que le dio origen a éstos, agotando emocionalmente toda la energía reprimida y contenida en ese síntoma.

 

¿Como es hacerse una Regresión?
Al realizar una Terapia regresiva, se vivencian experiencias de vidas anteriores, en lugares, tiempos y contextos socioculturales muy específicos.
Allí, en tu ser, hay un alma o una energía, que al finalizar cada etapa de vida, va recorriendo caminos por diferentes espacios y tiempos, donde puede haberse vivído alguna situación traumática, generando emocionalmente un sintoma, que luego se replica en existencias posteriores. 
En las sesiones, además de indagar en tus vidas anteriores, también pueden experimentarse vivencias de gran importancia de tu existencia actual, como estar en el vientre materno, el nacimiento o los primeros meses de vida; no necesariamente siempre se regresa a vidas pasadas.

¿Para qué sirve?
La Terapia de Regresión a Vidas Pasadas es un recurso de valor invaluable donde podrás permitirte explorar, observar y sanar tu pasado, para que puedas modificar ciertos programas de vida, comprender el por qué y para qué, de algunas vivencias, conductas, patrones, o fobias actuales, que bloquean o imposibilitan tu desarrollo humano HOY.

¿Me puede pasar algo durante la sesión?
Hay mucha desinformación en cuanto a esta terapia, y un mito muy mal difundido en relación a las Regresiones. Es imposible que el paciente “se quede atrapado” en otra vida, ya que él solo esta RECORDANDO, y no trasladándose a otra dimensión o algo similar. Simplemente está accediendo a memorias y recuerdos muy sepultados por su mente. Por eso es Terapia de REGRESIÓN y no Viajes Astrales o Registros Akáshicos; son dos cosas totalmente distintas, profesional y terapeuticamente hablando.

 

Lo que SI ES REAL, es que el paciente está en pleno uso de sus facultades físicas y mentales y con total lucidez durante la sesión. Puede interrumpir la sesión en el momento que lo desee, ya que NO se encuentra dormido ni bajo el efecto de nada, tan solo se encuentra bajo un estado de relajación muy profunda, lo cual en muchos pacientes resulta de mucho agrado.

¿Cualquiera puede hacer una Terapia de Reresión?
Esta Terapia es muy solicitada, en casos de Fobias, Ataques de Pánico, Angustia Profunda o Depresión, Vínculos tóxicos, Conflictos familiares, Infertilidad, Dolores físicos que aún con asistencia médica no pueden hallar su orígen, etc. 
Sólo hay tres tipos de pacientes que NO PUEDEN acceder a esta Terapia: menores de edad, pacientes con tratamiento psiquiátrico, personas con algún tipo de adicción. Fuera de ese grupo de los No, CUALQUIER PERSONA PUEDE HACER UNA REGRESION.

¿Cuántas veces debo ir?
La frecuencia con que asistirá a las sesiones las determina el paciente; hay quienes asisten a una sola sesión y con eso basta para resolver la mayoría de sus conflictos, y hay quienes necesitan realizar 2, 3 ó 4 sesiones.
Los pacientes que toman esta Terapia a modo de Tratamiento, les lleva unos 3 ó 4 meses de continuidad, teniendo en cuenta que la frecuencia de encuentros es de 1 sesión al Mes.

Hipnosis Clínica

La Hipnosis es una herramienta terapéutica, donde en el proceso de Tratamiento, se ayuda al paciente  a utilizar sus propias asociaciones mentales, recuerdos y recursos para lograr un objetivo. Las sugestiones y herramientas hipnoticas, ayudan a activar habilidades y recursos potenciales que ya existen en el, pero que no están siendo utilizados, por falta de coraje, de bloqueos, represión de emociones, etc.

 

En el trance Hipnótico se produce un estado en el que las limitaciones de nuestros pensamientos y nuestras creencias, son temporalmente alteradas, lo cual permite a la persona ser receptiva a nuevos patrones de pensamiento que le facilitan resolver un problema determinado, por ejemplo, el bloqueo a exponer o rendir en publico o de manera oral.

¿Qué tan efectiva es?
La hipnosis es una herramienta sumamente efectiva para comunicarnos con la “mente inconsciente”. Pocas personas se dan cuenta del poder que la misma tiene sobre sus vidas. Muchas de nuestras conductas y hábitos están basados en vivencias que nuestra “mente consciente” tal vez ya no recuerda, sin embargo en la “mente inconsciente” se quedan grabadas a fuego, y es muy difícil desmembrar toda esa estructura rigida y bloqueante.

 

La hipnosis es un estado de conciencia en el que están funcionando todas tus habilidades mentales, intuitivas y físicas,, excepto la parte racional que todo lo cuestiona y analiza. Esto es de enorme utilidad ya que en muchos procesos terapéuticos, la mente consciente interfiere con el trabajo y evita que se den los cambios. Con la hipnosis se logra “conectar” directamente con la mente inconsciente permitiendo hacer un trabajo terapéutico profundo y obtener los resultados deseados.

¿Puede pasar algo malo en la Hipnosis?

Es importante señalar que la hipnosis es un estado voluntario. Es decir, solamente funciona cuando la persona está dispuesta a entrar en el estado de relajación. Las sugestiones funcionan únicamente cuando la persona está dispuesta a seguirlas. Es imposible obligar a alguien a hacer algo que no va con sus creencias y valores. Como así tampoco es cierto que la persona no vaya a despertar, ya que para empezar ¡no está dormida! Es un estado de profunda conciencia, no de inconsciencia, al revés de lo que se piensa.

Contacto

¡Tus mensajes, consultas o dudas son bienvenidos!

Abrir chat